Trabajo hecho en Donosti.  Una casa con mucho encanto que mantiene muchos detalles decorativos de origen.
Este pequeño piso lo fotografié en Biaritz. De tan solo 16 metros cuadrados. Me impresiono como estaba repartido el espacio y como aprovechaban todos los rincones. Me fascino ese mueble para guardar cosas y a la vez hacer de escalera para la cama.

You may also like

Back to Top